Bolivia: el HCS y la FCEFyN adhieren a las declaraciones del CIN

Bolivia

Bolivia

El Honorable Consejo Superior de la UNC y la FCEFyN se manifiestan en referencia a los lamentables acontecimientos sucedidos en el país hermano.

El HCS de la UNC, por unanimidad, adhirió a la declaración del Consejo Interuniversitario Nacional respecto a la realidad de los últimos días de Bolivia . Frente a lo cual el rector de la UNC, Hugo Juri, manifestó: “Nosotros creíamos esas cosas superadas hace rato”.

El CIN expresó su repudio al golpe de Estado en Bolivia, que forzó la salida del presidente Evo Morales.

Desde el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) de Argentina queremos expresar nuestra solidaridad con el pueblo boliviano y nuestro firme rechazo al golpe de estado que se llevó a cabo en el hermano país, donde se forzó las renuncias del presidente constitucional Evo Morales Ayma y el vicepresidente Álvaro García Linera.

Consejo Interuniversitario Nacional (CIN)

Acompañando las palabras del Rector, el Decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales expresó:

"Como Facultad, y Universidad, no podemos dejar de pronunciarnos sobre los trágicos sucesos que están ocurriendo en diferentes países de la región, con especial acento en la situación de Bolivia. Entendiendo que la situación es tanto más trágica en la medida de que Latinoamérica es una región históricamente castigada por hechos lamentables, que condujeron a la interrupción del orden constitucional, en muchas ocasiones, con un lamentable saldo en pérdida de vidas humanas, y persecuciones políticas, algo que no debía volver a ocurrir.

Desde hace un par de días, nos enteramos por la prensa de una sucesión de hechos, los que claramente tienen un denominador común, independientemente del medio del que se trate y es el colapso institucional.

Las Instituciones, particularmente aquellas que garantizan la participación ciudadana, son fundamentales para el sostenimiento del orden democrático. Debemos apuntalar permanentemente la fortaleza y solidez de las instituciones, apoyándolas y exigiéndoles a la vez, el cumplimiento de sus misiones.

Las instituciones, sean éstas órganos de gobierno o no, deben dar respuesta a los reclamos ciudadanos, a fin de que las demandas sociales encuentren vías claras de solución, y a la vez, las instituciones deben legitimizarse en el ejercicio democrático amplio, para que no se conviertan en meras herramientas que responden a intereses personales o de sectores de poder.

Independientemente de los motivos que conduzcan a una situación de conflicto, jamás el desenlace debe ser la interrupción de un mandato de un gobernante elegido democráticamente, y los países de la región debemos oponernos enérgicamente ante estos hechos."