Entrevista a Daniela Tamburini y Ricardo Torres

Libro

Libro

Autores del libro “Mamíferos de Córdoba y su Estado de Conservación”

En el mes de octubre del presente año, el Secretario de Ambiente y Cambio Climático Dr. Javier Britch, firmó la resolución de Adopción de la Categorización del Estado de Conservación de los mamíferos de Córdoba. Dicha categorización se encuentra publicada por la Editorial de la Universidad Nacional de Córdoba en el libro “Mamíferos de Córdoba y su Estado de Conservación”, dirigida por Daniela Tamburini y Ricardo Torres.

Ambos autores forman parte de la comunidad FCEFyN. Daniela Tamburini es Bióloga, Magíster en Manejo de Vida Silvestre y Doctora en Ciencias Agropecuarias. Actualmente es docente de la Facultad y trabaja en el Centro de Ecología y Recursos Naturales y Renovables (CERNAR). Ricardo Torres es Biólogo y Doctor en Ciencias Biológicas. Además es Profesor Adjunto en el Museo de Zoología y es investigador del CONICET en el Instituto de Diversidad y Ecología Animal (IDEA).

E - ¿Cuál fue el disparador del libro?

RT- Uno de los disparadores fue el tema del conflicto muy grande que hay, no solo a nivel ambiental, sino también el conflicto social.

Con el tema específico de los mamíferos, vimos con Daniela que había algunos libros que se centraban en otros grupos como aves, reptiles y peces de Córdoba, pero faltaba algo de mamíferos. Nos hacía falta a nosotros, que íbamos al campo y no teníamos información de mamíferos, entonces dijimos: “Bueno. Generemosla nosotros”.

Por otro lado, conjuntamente con la Secretaría de Ambiente, dijimos que sería bueno que haya una categorización. Si bien ya hay categorizaciones nacionales (de hecho este año se hizo una categorización de mamíferos a nivel nacional), necesitábamos una categorización a nivel provincial. Resulta que a veces se comparten las mismas especies y sus problemas a nivel nacional y provincial, pero ocurre que hay especies que a nivel provincial están mucho peor que si uno los mira a nivel nacional. Es ahí que dijimos con la Secretaría de Ambiente que hay que hacer la categorización. Se convocó a varios especialistas de diferentes grupos y dijimos de empezar con mamíferos, como es el tema que más manejo, me pareció más fácil. Empezamos con mamíferos con otras investigadoras de otros grupos como ser murciélagos, carnívoros, entre otros. Para comenzar con la categorización teníamos que justificar especie por especie ¿por qué le asignamos tal categoría? Luego dijimos de volcar esa información en un libro.

DT - En nuestros viajes de campo notábamos la ausencia de un material que compilara toda la información de los mamíferos. La información está muy dispersa y en muchos casos no estaba actualizada. Vimos la necesidad de generar este material y empezamos a trabajar. Finalmente lo terminamos el año pasado y fue publicado por la editorial de la Universidad Nacional de Córdoba.

E- ¿Quienes conformaron el equipo de trabajo?

DT - El libro tiene dos partes. La primera está compuesta por las fichas de cada especie. En Córdoba hay 68 especies de mamíferos. Cada una de estas fichas fueron realizadas por distintos investigadores especialistas en estos grupos. La segunda parte del libro se refiere a la categorización. También notamos la falta o el vacío que existía en la normativa y no sabíamos en qué categoría de amenaza estaban estas especies. Entonces se realizaron talleres con investigadores y especialistas para determinar, de acuerdo con algunos criterios, en qué categoría de conservación están. Si en peligro de extinción, vulnerables o si no tienen ninguna amenaza.

E - ¿Cómo fue la experiencia en el trabajo de campo?

RT - Nosotros con Daniela somos biólogos de campo. Hay otros biólogos que trabajan más en laboratorio. Igual nosotros los datos que traemos de campo tenemos que procesarlos en la computadora por horas.

Nosotros trabajamos con cámaras trampa, que son cámaras que atas a un árbol y se activan cuando pasa algún animal por el frente. Es una forma de muestrear animales de tipo de mamíferos que generalmente son nocturnos y muchas veces vos podés saber de su presencia solo porque ves huellas o rastros de ese animal, pero no es una cosa segura. Entonces con la foto vos sabés que está el animal.

Una vez, por error, instalamos cámaras en un campo que no tenía alambrado y las instalamos fuera de los límites. Nosotros habíamos hablado con el dueño y la instalamos fuera de los límites del campo sin saber. El dueño de ese campo llegó un día a caballo por un monte y no sabía de qué se trataba la cámara así que llamó a la policía. Por suerte esas cámaras tienen mucha seguridad y es muy difícil sacarlas. Tuvimos que realizar gestiones para que la policía nos devolviera las cámaras, como así también pedir disculpas al dueño del campo y a los vecinos. Por suerte pudimos recuperarlas y devolverlas porque eran prestadas.

DT - En el trabajo de campo recorrimos mucho la provincia haciendo distintos tipos de trabajo de campo. Como dijo mi compañero, una parte de trabajo consiste en la instalación de cámaras trampa y otro tipo de trabajo es buscar huellas o signos secundarios, como por ejemplo cuevas, heces.

El trabajo de categorización sí fue en laboratorio. Nos juntamos con otros especialistas y definimos criterios y la manera de evaluar. Después cada uno, en base de la información que había y a experiencias personales, fue estableciendo estas categorías.

E - ¿Cómo se organizaron para la recolección de datos?

RT - Uno no puede abarcar todo, por eso llamamos a gente que está trabajando en ese tema. Verónica Damino junto con otras investigadoras trabajan con murciélagos hace tiempo y es de Córdoba, entonces era la persona indicada para eso. En cuanto a Mónica Pía, ella trabajó con mamíferos, principalmente con pumas y con el zorro colorado, por lo tanto, también era la persona ideal para tratar los carnívoros.

E - ¿La divisón fue por especies o por el espacio geográfico?

RT - La división fue por especies, no por geografía. Yo tomé lo que estoy trabajando ahora que son los bichos con pezuña y con pecaríes; otros grupos que no los trabajaba nadie los tuve que cubrir yo, aunque no sea experto. Por eso nos gustaría poner más información.

Uno termina el libro, publica y ahi empezas a encontrar las cosas que faltaron pero, bueno, tratamos de hacerlo lo más completo posible y siempre con la idea de hacer una segunda edición más completa, con más fotos, con fotografías de cráneos. Por ahí hay personas que encuentran un cráneo y muchas especies, sobre todo roedores, que externamente no podes saber la especie pero viendo el cráneo sí.

Nosotros pusimos en el anexo algunas especies que alguna vez han sido citadas para córdoba o se sospecha que estuvieron acá, pero no hay una seguridad. Un ejemplo es el llamado huroncito. El libro ya estaba en la etapa de impresión y un investigador amigo publica un artículo que el huroncito está en Córdoba, en un solo lugar y sacaron fotos, ya está el registro. Entonces alcanzamos a poner en el anexo que se pudo registrar el huroncito.

Eso ahora habría que ponerlo en el cuerpo del libro. Es un ejemplo. Como la ciencia está todo el tiempo avanzando y hay una masa crítica de investigadores en Córdoba trabajando, hay información que se está generando todo el tiempo. Siempre va a quedar desactualizado, es por eso que la idea nuestra es que salga una segunda edición.

E - ¿Les gustaría mantener la orientación a los mamíferos o cambiarían?

RT - Ahora con la Secretaría de Ambiente, conseguimos que la categorización por el estado de conservación tenga un estatus legal. Se firmó una resolución con el secretario de ambiente, Javier Britch, en donde se encomienda a la secretaria que se haga el resto de la categorización de los otros grupos de fauna, por lo menos los vertebrados. Ya la secretaría está convocando y vamos a poder seguir con otros grupos.

En cuanto a libros, seguiría haciendo la investigación en mamíferos, ya que tendría la base y trabajo con eso. En reptiles, está Mario Cabrera que está actualizando sus libros, faltaría uno de aves y de anfibios de Córdoba.

E - ¿Cuál es el impacto social, político y ambiental con la realización de esta categorización de mamíferos?

DT- La provincia de Córdoba tiene poca normativa referida a fauna y casi nula referida a mamíferos. En la provincia se utiliza un decreto de ley para regular la caza del año 76 y en el año 85 se incorporó la Ley de Fauna Nacional. Pero no existen otras normas, entonces el hecho de que esta categorización, este listado de mamíferos con sus categorías, haya sido incorporado por la Secretaría de Ambiente en el marco normativo es muy importante porque los mamíferos ahora ya tienen una normativa que los respalde. Si bien hay cuestiones referidas a hábitat que son muy valiosas y muy importantes, porque estas especies viven en determinados lugares, algunas son muy específicas, por tanto, es necesario conservar los hábitats para que estas especies puedan prosperar.

Además de conservar el hábitat es importante que estas especies sean valoradas y conservadas.

RT - Buscamos que sirva como una herramienta para la planificación territorial. Por ejemplo: se quiere desmontar para un emprendimiento urbano en Sierras Chicas, ya hay una justificación para no desmontar en cuencas de río por las inundaciones. Ahora hay una herramienta más “no desmontes ahí porque hay pecaríes de collar, corzuelo y tal animal que está en peligro de extinción”. Córdoba está lamentablemente en un estado ambiental crítico, si bien hay especies que si las ves a nivel nacional no están en peligro, pero si haces foco en la provincia de Córdoba si están en peligro. Entonces vos vas a encontrar pecaríes de collar o corzuelas, que son abundantes a nivel nacional, pero vos vas a Córdoba, donde queda poco monte y están en peligro porque no tienen hábitat. Esperamos que sirva como una herramienta para planificar de forma más sustentable.

E - ¿Cuál fue el acompañamiento de la FCEFyN a lo largo de estos años?

DT- Yo soy una agradecida por la Facultad y la Universidad. Si la Universidad no hubiera sido publica yo no hubiera podido estudiar y no estaría acá hoy. Este es un agradecimiento que hacemos con Ricardo. Noto que la Facultad se ha involucrado cada vez más en estas cuestiones, por lo tanto es algo para resaltar y valorar. El acompañamiento, de hecho estar mostrando nuestro libro, ya es para nosotros muy importante y agradecemos este apoyo.