Campaña Deja tu Huella: La importancia del uso responsable de la energía

Día mundial del ahorro de la energía
El 21 de octubre se celebra el Día mundial del ahorro de la energía. Desde el Programa de Economía Circular y Transformación Digital invitamos a nuestra comunidad a reflexionar sobre uso responsable de la energía en nuestra vida cotidiana.

¿Sabías que 10 aires acondicionado de 4500 frigorías funcionando en 24° durante 30 días, producen 1,6 toneladas de CO2? Esto es el equivalente al peso de un automóvil. Y si bajamos más la temperatura a la que lo programamos, ese peso aumentaría.

Día mundial del ahorro de la energía se celebra cada 21 de octubre, desde el año 2012, por iniciativa del Foro Energético Mundial, para reflexionar sobre el consumo energético en la vida cotidiana, y concientizar sobre la necesidad de trabajar en conjunto para la creación, implementación y promoción de políticas tendientes a la eficiencia energética y la conservación de los recursos naturales en pos de un mundo más sostenible.

El concepto de eficiencia energética refiere al modo de gestionar el consumo de la energía y a los esfuerzos que apuntan a obtener resultados iguales o mayores, con un nivel de consumo igual o menor. De manera complementaria, es preciso hablar y trabajar en el uso responsable de la energía, entendiendo que es el conjunto de actividades dirigidas a reducir el consumo a través del uso más eficaz y responsable de la misma.

¿Cómo podemos hacer un uso responsable en nuestra vida cotidiana? Por ejemplo, haciendo un uso apropiado de tecnologías que nos brindan un servicio energético: la calefacción, los cargadores de teléfonos, el aire acondicionado.

En Argentina, el 72 % de la energía eléctrica que consumimos proviene de la quema de combustibles fósiles. Por lo tanto, si como sociedad no realizamos un consumo eficiente de la energía eléctrica, estaremos contribuyendo a mayores emisiones de Gases de efecto Invernadero (GEI) y por ende, al cambio climático. Cambiar nuestros hábitos de consumo es fundamental para contribuir a las acciones por el cuidado del clima.

Lo más importante es lograr reducir el consumo, ya que esto multiplica el ahorro en la etapa de generación.

Deja tu huella acción aires

En el marco del primer aniversario del Programa de Economía Circular y Transformación Digital, se realizó la campaña de sensibilización "Deja tu huella" sobre buenas prácticas para el uso de los aires acondicionados en los edificios de la Facultad, que también son aplicables en el ámbito particular de cada miembro de nuestra comunidad.

Con la participación de estudiantes de nuestra Facultad, se relevaron los artefactos de climatización en las sedes de Ciudad Universitaria y Centro. Construir estos datos permitirá estimar el consumo de energía que implica el uso de de aires acondicionados en el desarrollo de las actividades de la comunidad FCEFyN. Este es uno de los indicadores fundamentales para el registro de la Huella de Carbono de una organizacion, ya que las emisiones de alcance 2 son aquellas emisiones indirectas generadas por la electricidad consumida y comprada por el emisor.

Además, se dio curso a la acción de sensibilización en el uso responsable de los recursos, instalando junto a cada artefacto mensajes de concientización.

Recomendaciones para el uso adecuado y responsable de equipos de Aire Acondicionado

  • Aprovechar al máximo la ventilación natural cuando sea posible.
  • Procurar que no se dejen puertas o ventanas abiertas innecesariamente, sobre todo cuando los sistemas de aire acondicionado y/o calefacción estén funcionando. Al realizar un balance de temperatura, el aire acondicionado va a estar gastando más energía para intentar mantener la temperatura de la sala.
  • Apagar los sistemas de climatización cuando las salas están vacías.
  • Al usar el aire acondicionado en verano, ajustar el termostato a 24°C. Bajar más la temperatura no tendrá como efecto enfriar más rápido el ambiente y será un gasto innecesario de energía ya que cada grado de diferencia supone un ahorro de un 8% de energía.
  • En determinados lugares, un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort. Estos producen una sensación de descenso de la temperatura de entre 3 y 5 ºC.
  • Reducir al mínimo las rendijas (entre puerta y piso, en ventanas, etc.). Esto impide las fugas de aire fresco al exterior . El ingreso de aire caliente del exterior provoca un aumento en el consumo eléctrico del equipo ya que tiene que generar mayor cantidad de ciclos para bajar la temperatura.

Acercamos más información sobre Eficiencia energética y uso responsable de los recursos, mediante el informe realizado desde el Programa de Economía Circular y Transformación Digital, en colaboración de estudiantes de Ingeniería Ambiental y becarios del Programa, Brian Pucheta y Salome Daján.